La Muerte se desnuda en la Habana

La muerte se desnuda en la Habana es ese típico libro liviano de verano que matamos esa semana en la casa de la playa, para los lectores más ávidos lo consumirán en una o dos tardes, a los más lentos quizás la semana entera, pero sin duda es un libro adecuado para leer en la costa, para llevar a la playa, para sentir que estas en el malecón con el tira Gutierrez y la Hermana Tegualda.

La historia trascurre en la Habana, en un entorno sudado por el calor tropical, el aire espeso, el salitre que corroe los edificios y la alegría de las jineteras, esas mujeres que se ganan la vida empobreciendo turistas por una noche de pasión, pero óigame bien que son jineteras y no prostitutas, por que por decreto supremo, en la isla no hay prostitución y punto. Y en ese delirio de negar las cosas y contar la historia de a poco a ver como vamos ahí es donde estos entrañables personajes se desenvuelven, Gutierrez con la naturalidad de un hombre Antofagastino que no es ajeno ni le hace el quite a los bajos mundos, y la Hermana Tegualda quien nos va revelando de a poco que su mente también flota, capturada por lo surreal del encargo, lo aberrante de los hechos y los sodomítico del entorno.

Este libro de Hernán Rivera Letelier tiene esa narrativa rápida y liviana, algo entre vulgar y sensato que inevitablemente te recuerda que la vida es una y nadie anda narrando la realidad, como una version criolla de Bukowski, para pasarlo con una cerveza cuando el compañero de toalla ronca bajo el quitasol, en una primera jugada uno cree que este libro se trata de un crimen, pero no se deje engañar ni por el titulo ni por la narrativa superficial, este libro se trata de como uno es quien es al final del día y que las apariencias engañan, incluso a los más avezados en leer a los demás, pero por sobre todo uno se engaña a uno mismo.

Si quiere aprovechar el periodo de fin de año, quizás es buen regalo para algún joven al que quiera demostrarle que la lectura no es latera, ni un castigo como nos enseñaron en el colegio, ni mucho menos algo del pasado, sin mojigaterias Hernan Rivera es un escritor adecuado para encantar lectores jóvenes de mentes rápidas, 10/10 que se termina el libro y le pide los otros dos de la serie, los cuales por cierto tengo en mi tintero, si el perfil del lector es más docto, este es ese libro que te lees entre enciclopedia y enciclopedia, esos con los que descansas del debate, análisis, política y cuanta otra cosa dejes en el velador.

Dele una vuelta, un libro veraniego, hasta los colores de la portada quedarán combinados con la cerveza y los lentes al lado de la piscina.


Ranking: 6.5 de 10

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s