Irritabilidad emocional

El concepto de irritabilidad en biología se utiliza para designar la sensibilidad de un individuo para responder a un estimulo, habitualmente lo utilizamos en la evaluación de estímulos negativos o nociceptivos (es decir aquellos que ponen en riesgo la integridad del organismo) sin embargo podemos entenderlo también como el umbral o sensibilidad de un organismo para responder, es decir que tan sensible es.

De la misma forma que los sentidos se adaptan a un estimulo (con el tiempo dejamos de escuchar el tic tac de un reloj, o el ruido de fondo de las calles deja de molestarnos al mudarnos a un nuevo domicilio), las sensibilidad o irritabilidad de un organismo se adapta al entorno, cuando disminuye la cantidad de estímulos recibidos desde el entorno nos volvemos progresivamente más sensibles, así como cuando hay silencio percibimos sonidos que habitualmente no percibiríamos, Durante la época del confinamiento de la pandemia, he notado que la disminución de interacciones sociales nos ha vuelto más irritables, es decir más sensibles a los estímulos de las relaciones con otras personas, básicamente nuestras respuestas se encuentran intensificada, principalmente por que el aislamiento produce una baja cantidad de estímulos sociales.

A quienes trabajan en lugares de alto nivel de estrés es posible que la nueva situación de distanciamiento les haga duro el retorno al lugar de trabajo, dado que lo volverán a percibir como altamente estresante, tal como si estando profundamente dormidos despertásemos en medio de un concierto de Rock and Roll, nos parecería estridente, nos estamos volviendo mas sensibles (desde una perspectiva biológica del concepto) o más irritables a estímulos a los que estábamos previamente acostumbrados, esto pone una carga emocional anexa a la situación principalmente en las relaciones interpersonales, las relaciones de pareja y laborales a distancia se encuentran hoy desafiadas por esta nueva irritabilidad, es por esto que debemos hacer, creo, un ejercicio racional, activo y consciente de modular las emociones, es justamente hoy cuando las técnicas de comunicación efectiva se tornan más críticas y necesitamos ejercitar todos aquellos consejos y charlas recibidas a lo largo de la vida para modular nuestros diálogos, ser más empáticos y receptivos y en caso que esto no se nos de bien, quizás guardar silencio para evitar el desmantelamiento de nuestras relaciones humanas, hasta que una vez retornados ala normalidad volvamos a calibrar nuestras relaciones en un contexto cotidiano y nuestra irritabilidad disminuya a niveles más basales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s