¿Debería la patente de la vacuna para el coronavirus, ser gratis?.

coronavirus covid patente vacuna

Entre las muchas cosas que nos tendremos que cuestionar en los tiempos del coronavirus, creo que una que realmente pesa, es el rol de la industria farmacéutica en el futuro, no solo desde el desarrollo de una posible cura o vacuna, si no desde el re-pensar como crear soluciones puede conducir el mundo a ser un lugar mejor, no solo a vender un producto.

El Profesor Paul Collier dice, en su libro “El futuro del capitalismo”, mucho sobre el rol de las compañías en crear un nuevo capitalismo, uno que funcione para todos y no solo para los dueños de las empresas o los grupos de interés, uno donde el objetivo de la compañía no sea hacer dinero (o exclusivamente hacer dinero), si no uno que impacte en forma positiva n la forma en que operan las comunidades donde se encuentra insertas las compañías, veo con frecuencia que las compañías farmacéuticas no son consideradas un grupo de interés en la planificación en salud, si no como un mero comerciante de medicamentos, ha llegado el día en dar un paso adelante y que todas las declaraciones de buenas intenciones de la industria farmacéutica vean la luz, esas declaraciones hoy serán puestas a prueba finalmente, cuando todo el planeta se encuentra a la espera de una solución y los países se comienzan a preparar para competir por un medicamento a futuro, cuando las economías se tambalean, ahora es cuando veremos los verdaderos intereses de la industria, y hay que admitir que hemos visto mucho de eso últimamente.

Como puede la industria farmacéutica estar a la altura de semejante reto? para saber esto primero debemos ser transparentes en las capacidades reales de la industria como la conocemos ahora, hoy no es humanamente posible fabricar, distribuir y administrar 7 mil millones de dosis de ningún producto, la humanidad en su conjunto no tiene la capacidad para hacer eso hoy, ni la infraestructura. Lo primero que necesitamos hacer es entender esto y aterrizar las expectativas, algo que veo que muy poca gente realmente está haciendo (Kudos aquí a la fundación Gates por invertir justamente en esto), incluso si eventualmente desarrollásemos una vacuna, no la vamos a recibir en nuestros brazos a la semana siguiente, puede que tome meses llegar a ella, o años incluso dependiendo de que tan rico o pobre sea un país, esto va a crear una gran cantidad de pobreza en países que ya son pobres, un aumento en la desigualdad global, dado que los países que antes accedan a la vacuna, serán los primeros en reactivar y re-abir sus economías, mientras que los últimos países en conseguirla sufrirán daños mas profundos y secuelas más duraderas de la presente crisis, secuelas que pueden incluso dañar más de una generación de ciudadanos. Sabemos que la salud, la innovación y el desastre se distribuye de la misma forma desigual que se distribuye el dinero y el poder, en esto no vamos a tener grandes sorpresas.

Photo by Anna Tarazevich on Pexels.com

Pero hoy hay algo que la industria farmacéutica puede hacer, algo de gran valor que puede ser clave para cambiar las reglas de este juego, hace ya algunas semanas que espero en las noticias una declaración colectiva de las grandes compañías del mundo sobre la patente de la posible cura o vacuna, una que asegure que la patente sea abierta, esto podría en realidad generar el impacto necesario para que países de todo el mundo puedan realizar manufactura local (ahorrando una fortuna en costes de patente, e importación y distribución), bajando los costos de la misma a los suelos y asegurando que todos tengan una oportunidad, eso ayudaría realmente a los países a florecer de nuevo.

Algunos dirían que no hay negocio en hacer un producto gratis, aquí es donde creo que se equivocan, en mi experiencia (y algo tengo) hay 2 tipos de pacientes que no compran medicamentos, los pacientes que se mueren y los que son pobres, y nada empobrece más que las enfermedades, la enfermedad es probablemente la mejor forma de empobrecer no solo a la gente, si no también a los países, incluso hoy vemos países con economías solidas entrar en recesión por esta pandemia, se puede poner aún peor. Tener una población sana tan pronto como sea posible es la mejor forma de asegurar la creación de riqueza, es así de simple, mantener a la gente enferma y encerrada es lejos el peor negocio para la industria farmacéutica y la economía en general, por lo que hacer cualquier avance e innovación en el campo del SARS-COV-2 disponible para todos es una estrategia segura que podemos implementar hoy, para asegurar el crecimiento mañana, por que si hay algo que te puedo asegurar, es que la gente sana, eventualmente se va a volver a enfermar.

Se nos vienen meses muy duros, y cada decisión que se tome en este ámbito puede ser una semilla que plantamos o una oportunidad que dejamos ir, así que esta es la hora de ver realmente de que estamos hechos y esperar por lo mejor.

To read this article in English follow this link: https://medium.com/@pandapia/to-add-value-now-282d961e43c

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s