Toxina Botulínica, efecto antidepresivo y el rol de farmacovigilancia

Este articulo es una breve revisión de la publicación de Nature: Makunts, T., Wollmer, M.A. & Abagyan, R. Postmarketing safety surveillance data reveals antidepressant effects of botulinum toxin across various indications and injection sites.(1)

En otro ejemplo más que nos regala la ciencia, sobre la importancia del monitoreo post-marketing de los productos, y los múltiples beneficios que trae aparejados, los autores realizan una titánica revisión de los eventos adversos registrados en la plataforma FAERS de la FDA, chequeando en forma sistemática el reporte de depresión y trastornos asociados para las múltiples indicaciones de la toxina botulínica (TB), cabe destacar que en total se revisaron más de 148.000 registros, y se calcularon los OR de reporte por cada grupo diagnóstico, encontrándose significación estadística en casi todos ellos, con una asociación de tipo protector.

Sin querer enredar mucho la cosa, lo que propone este artículo es que la TB podría tener algún rol protector sobre la depresión, lo primero que debemos saber es que correlación no implica causalidad, pero puede arrojar luces que permitan estudios a futuro sobre las causas de esta asociación o si en realidad se debe al azar, ya existen estudios iniciales sin embargo, a pesar de mostrar resultados significativos, no han alcanzado los objetivos primarios. Existe base para pensar, según los autores, que la autoimagen del paciente se ve impactada de forma positiva por la aplicación de TB en el espacio glabelar (entrecejo), sin embargo los autores revisaron sitios de inyección que no se encuentran asociados a los músculos de expresión facial (recordemos que la TB tiene indicación también en migraña, sialorrea, tortícolis, etc) encontrando que existe también un efecto protector en ese grupo, es entonces razonable plantearse otros mecanismos de acción como el efecto sobre neurotransmisores, para lo que habrá que desarrollar nuevos estudios.

Mi finalidad al revisar y presentar este artículo de forma simple y didáctica es principalmente resaltar el rol que tuvo la vigilancia post comercialización en la identificación de esta posible nueva indicación, uno de los roles de farmacovigilancia. Cabe destacar que el tratamiento de la depresión está guiado por especialistas en el área y este artículo no pretende de ninguna manera dar consejo médico a los pacientes, quienes deberán siempre seguir las indicaciones de sus tratantes. Para los interesados el artículo se encuentra disponible en el Nature.

Referencias

  1. Makunts, T., Wollmer, M.A. & Abagyan, R. Postmarketing safety surveillance data reveals antidepressant effects of botulinum toxin across various indications and injection sites. Sci Rep 10, 12851 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-69773-7

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s